Prov, Chile Academia Jedi

Discussion in 'Latin America General Discussion' started by Ulic_QD, Oct 25, 2009.

Thread Status:
Not open for further replies.
  1. Ulic_QD Jedi Knight

    Member Since:
    Oct 22, 2007
    star 1
    Star Wars

    Jedi Academy







    C. M. Pickman







    Prólogo


    [image=http://img196.imageshack.us/img196/5277/prologou.jpg]


    El Renovatio se estremeció ante la tercera batería de turbo láser que azotó las cubiertas de estribor, los escudos, ya debilitados tras las dos primeras baterías, no contuvieron la tercera oleada, el casco fue alcanzado, y gran parte de los compartimientos de esa sección estaban abiertos al vacío. Otro disparo en ese punto y el añejo Venator Class Star Destroyer se volvería chatarra espacial. Las alarmas resonaron en todas las secciones, mientras el crucero intentaba torcer a la derecha para contrarrestar el fuego enemigo. El atacante imperial, un Victory Class Star Destroyer, brillante y pálido a la luz de la estrella cercana, avanzó implacable, preparando una cuarta batería de láser, una final y mortal.
    Tres cazas V-Wing se aproximaron amenazantes al puente del Renovatio, zumbando estridentemente en la negrura reinante. El maestro Afur los vio pasar de largo, como advertencia de su propia vulnerabilidad. Yacía de pie, inclinado sobre los comandos del puente, los brazos tensos sobre el monitor, en el que parpadeaba la imagen holográfica del maestro Guindurú.
    - Lo sabía ? dijo la imagen azulina del maestro Guindurú ? debimos deshacernos de esta nave desde un comienzo-.
    Afur se mordió los labios. Era cierto, tras la Orden 66, había conservado su destructor estelar republicano, y este mismo había servido de estación espacial, hogar, y faro para todos los sobrevivientes Jedi de la galaxia. Era, no obstante, una nave que sería fácilmente reconocida en todos los rincones donde existiese civilización, y Guindurú se lo recordaba cada vez que podía. Así, el Imperio los había localizado no lejos de Iranon.
    Se llevo una mano a la barbilla, pensando.
    - ¿Daños?- preguntó.
    La imagen de Guindurú parpadeó una vez más, desapareciendo por más de tres segundos.
    - Los motores subluz están averiados, el hiperimpulsor puede funcionar, pero sería inútil, nos seguirían el rastro sin problema- respondió Guindurú.
    Afur frunció el ceño, reflexivo.
    - Es el único atisbo de luz que tenemos- dijo.
    El Renovatio se sacudió otra vez, y Afur casi cae.
    -¿Qué fue eso?- preguntó.
    El holograma había desaparecido.
    La puerta del puente se abrió, y una joven jedi apareció, seguida de otro, un tanto más alto, corriendo ambos alarmados.
    - Nos dispara a los motores como advertencia, si vamos a huir, que sea ahora, pronto nos arrojaran capsulas de abordaje- dijo ella.
    Sincar, una de las maestras de esgrima del desaparecido Templo Jedi de Coruscant.
    Afur asintió.
    -¿Destino?- preguntó.
    El segundo jedi miró por los ventanales amplios, los V-Wing giraban allá en la lejanía, y se aproximaban otra vez.
    - Lo más lejos posible, a las estrellas más allá del brazo Siranoth- dijo Hoki Wanka, que había sido maestro de uso de la fuerza, de voz profunda y casi soberbia.
    Afur asintió, resignado.
    - Que la fuerza nos acompañe-.






    Las estrellas de Más Allá




    Una vez el Renovatio dio el salto al hiperespacio, las estrellas desaparecieron a su alrededor, dejando los sistemas conocidos atrás, junto con el peligro.
    Afur se llevó una mano a los ojos, como dispersando un temor. Se volvió y caminó a lo largo del puente, hacia donde sus compañeros debían descansar. En silencio, se acercó al balcón sobre la mesa del consejo, y vio allá abajo a los pocos jedi que habían logrado llegar hasta su crucero?
    Saber, que no sólo su comando de clones los había traicionado, sino enterarse de que todos los clones lo habían hecho con los jedi por toda la galaxia, era algo que aun, por las noches, le atormentaba. Las historias de sus compañeros a veces aparecían en sueños, imágenes vivas de la masacre silenciosa.
    Sincar había sido su compañera durante muchos años, y cuando la Orden 66 fue dada, ella estaba con él a bordo del Renovatio. La Fuerza había estado con ellos ese día sobre Malastar. La mayoría de los clones a su mando, viendo que las fuerzas en tierra no eran suficientes, habían bajado, dejándolos solos
  2. thrackan Jedi Master

    Member Since:
    Aug 5, 2003
    star 4
    muy buen prologo,se nota interesante y lleno de contenidos...

    thrackan:cool:
Thread Status:
Not open for further replies.